jueves, diciembre 2, 2021

InicioDEPORTESVelaEl pailebote Pascual Flores llega a Torrevieja

El pailebote Pascual Flores llega a Torrevieja

El Pascual Flores iniciará una gira internacional, 14 años después de su botadura y más de 4,7 millones.

Más de medio centenar de personas, curiosos, vecinos de Torrevieja, turistas y representantes del gobierno local, esperaban esta mañana la llegada de la réplica del histórico pailebote Pascual Flores. A las 12.30 horas los tres mástiles de la embarcación asomaban entre los barcos de recreo y de pesca a su entrada al muelle. El Pascual Flores se presentaba recio e impoluto, con la firmeza de que ahora sí es apto para su navegación. Pero para llegar a ese momento, el Ayuntamiento de Torrevieja ha invertido más de 4,7 millones de euros, y han pasado más de 14 años de su botadura después de su reconstrucción y posterior abandono y deterioro.

El sábado pasado zarpó de Puerta Humbría (Huelva), en sus astilleros y varaderos desde noviembre del pasado año. El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, firmó un convenio con la Fundación Nao Victoria para ejecutar todos los trabajos de reparación, acondicionamiento y puesto a punto para poder disponer de todos los permisos para su navegación, también por aguas internacionales. Este convenio cerraba en 150.000 euros anuales el pago a la fundación, y con un plazo de cuatro años más uno prorrogable. Esto supondría para las arcas municipales 750.000 euros. En este acuerdo se cede el pailebote a esta fundación –encargada en la reconstrucción y gestión de barcos históricos- para que sea la encargada de mantenerlo y gestionar el propósito y uso que se le ha dotado a esta emblemática embarcación.

El presidente de la fundación, José Fernández de Cabo señalaba que los trabajos y puesta a punto intervinieron más de 100 profesionales del gremio, casi en vías de extinción, entre carpinteros, calafates, soldadores, herreros, ingenieros y servicios auxiliares.

Se empleará como “embajador itinerante del patrimonio turístico y cultural de la ciudad”. El destino cuando se compró el original en 1999 era bien distinto. El entonces alcalde del PP, Pedro Hernández Mateo se propuso adquirirlo. Estaba en un puerto de la ciudad británica de Bristol. El objetivo era convertirlo en el buque escuela de la Generalitat Valenciana. El convenio que firmó con el entonces president, Francisco Camps, nunca llegó a materializarse y quedó al abandono del tiempo y el desgaste en el amarre.

El pailebote estará amarrado en el muelle del puerto pesquero, junto al Museo de Flotantes, al lado del submarino Delfin y la patrullera de aduanas, Albatros III, hasta el domingo, cuando zarpe con rumbo a la ciudad alemana de Bremerhaven. Allí participará en un festival –del 9 al 12 de agosto- de embarcaciones históricas de todo el mundo. Está previsto que en octubre regrese a Torrevieja para que pueda ser visitado y en enero, hacer las tareas de mantenimiento que correspondan.  

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

es_ES