El chiringuito La Glea, premiado por la Fundación Biodiversidad

Se le otorga por su limpieza constante de la playa y la separación selectiva de residuos, entre otras actuaciones

Tres chiringuitos de Barcelona, Alicante y Murcia se han alzado con la primera edición de los premios «Chiringuitos Responsables» por sus iniciativas ecológicas y de conservación del medio ambiente que otorga la Fundación Biodiversidad.

Además, el conjunto de chiringuitos malagueños y la Federación Andaluza de Empresarios de Playa y la Federación de Chiringuitos, Playas y Terrazas de Andalucía han sido distinguidos con una mención especial por su compromiso medioambiental y labor dinamizadora.

Plantaciones de árboles en el Delta del Llobregat, el uso de cocinas solares, o el intercambio de refrescos por vasos llenos de colillas son algunas de las iniciativas de El Xiringol Del Prat (Prat de Llobregat/Barcelona), que se ha llevado la primera distinción de estos galardones.

El segundo le ha correspondido a La Glea, situado en Orihuela Costa, por su limpieza constante de la playa durante la jornada de trabajo, la separación del aceite usado y separación selectiva de residuos de cartón, plástico y madera, y sus estudios de contaminación acústica, entre otras de sus actividades medioambientales.

El Olibaba (Oliva/Valencia) se ha llevado el tercer premio por proteger la duna de su playa, por regalar ceniceros ecológicos a sus clientes, por sus materiales sostenibles, sus uniformes del personal de algodón orgánico y sus vasos de polipropileno.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha entregado los premios y ha destacado la importancia de los chiringuitos en el litoral español, la necesidad de llevar a cabo un desarrollo más sostenible con la colaboración de todos y el deseo de cambiar el mundo a mejor.

De los 3.000 establecimientos que se estima hay en las costas españolas, un total de 526 se han adherido libremente al Decálogo de Buenas Prácticas, una iniciativa impulsada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, junto con la convocatoria de los citados premios entregados hoy a través de la Fundación Biodiversidad.

La adhesión a este decálogo supone que los chiringuitos se comprometen a llevara a cabo acciones sostenibles, como minimizar el consumo e agua y energía y limpiar la playa en la que se asientan.

es_ES