2 paradas intermedias y frecuencia de 30 minutos, así es la propuesta de unir en tren Orihuela y Torrevieja

La mejora de la conexión entre Orihuela y Orihuela costa no es un reclamo nuevo. Viene de varias legislaturas atrás. Dos modelos de transporte son los que se reclaman, no excluyentes entre sí. La necesidad del desdoblamiento de la CV-95 resuena en cada declaración pública de políticos y de forma más reciente, comparado con lo anterior, se pide la conexión ferroviaria entre Orihuela y Torrevieja.

Ayer, junto a la estación Intermodal y de Alta Velocidad de Orihuela Miguel Hernández se presentó el proyecto encargado por el Ayuntamiento de la ciudad a la Universidad de Alicante. Lo ha elaborado el departamento de Ingeniería Civil, bajo la dirección del profesor Armando Ortuño.

Tras la confirmación en 2016 de que Orihuela contará con parada de AVE, esto ha armado de argumentos a los alcaldes de Orihuela y Torrevieja para justificar esta inversión. La reclamación previa señalaba su idoneidad en vistas a pasajeros de las dos ciudades, la comarca y municipios de alrededor, pero con el anuncio de la llegada del tren de alta velocidad incrementan sus posiciones al proyectarlo como un ramal o prolongación de esa línea. «Le damos continuidad a esos servicios de larga distancia que vendrían de Madrid, Santander o París cuando se concluya el corredor Mediterráneo» señala el profesor Ortuño. 

Otro de los elementos que sustentan el proyecto es la ya existencia de una estación intermodal, con servicios de cercanías con Murcia y Alicante, y líneas de autobuses  urbanos, intercomarcales y extracomarcales. Este servicio de lanzadera se beneficiaría, recoge el documento propuesta de resumen, el AVE Madrid-Murcia, el AVE Corredor Mediterráneo y el AVANT Valencia-Murcia. 

El proyecto contempla la construcción de tres estaciones. Dos corresponden a estaciones intermedias, Bigastro-Jacarilla y San Miguel de Salinas. La tercera se ubicaría como origen y destino en Torrevieja. En este último caso, la propuesta recoge dos opciones. La primera y más barata opción ubica la estación de Torrevieja al llegar a la urbanización Los Balcones, junto a la AP-7. Esto además de una reducción de los costes contaría con la ventaja de disponer de la autopista como herramienta de rápida llegada y salida de la propia estación. La segunda opción continuaría un kilómetro y medio más hacia Torrevieja hasta llegar al entorno del Hospital Universitario de Torrevieja. En este caso el coste se incrementaría pues este 1,5 km tendría que ser un tramo soterrado. La ventaja de esta opción es que se podría llegar hasta el centro hospitalario a pie. Esta opción, señala Ortuño queda abierta a que el Ministerio profundice y se decante por la mejor opción. 

Trazado

El trazado recoge dos variables en su primer tramo, antes de llegar a la primera estación intermedia. La opción uno propone un trazado, partiendo de Orihuela, que discurre entre los núcleos urbanos de la pedanía oriolana de Arneva y Hurchillo. En ese caso sería preciso un túnel para atravezar el túnel de esta úlitma pedanía. La segunda opción intersecta con la CV-925 discurriendo entre la pedanía de Hurchillo y el núcleo de Bigastro. Ambas opciones confluirían en esa primera estación intermedia, Bigastro-Jacarilla. 

En cuanto al tipo de vía, se ha diseñado la propuesta con una vía única, aunque con la reserva de la plataforma para que se pueda establecer vía doble. La velocidad proyectada alcanzaría los 200 km por hora. Esto consigue reducir los costes al no tener que atender las exigencias del trazado de alta velocidad. 

Las características de la vía permitiría la circulación de trenes de alta velocidad, tanto nacionales como internacionales, regionales y cercanías. Y sobre la frecuencia, con el objetivo de que el tren sea competitivo respecto al vehículo se fijarían 28 trayectos de ida y 28 de vuelta diarios, esto supondría un tren desde cada punto cada media hora.

Según el documento resumen de la propuesta, este trazado sería compatible medioambientalmente en base a suelos de espacios naturales protegidos, ordenación urbanística, peligrosidad de inundación, morfología del terreno y en cuanto a infraestructuras existentes. 

Coste

El escenario más conservador fija la inversión total en 277,6 millones de euros. Para reducir esa cuantía hay dos claves principales. Por un lado, optar por la estación en Torrevieja al llegar a la urbanización Los Balcones y por otro, mediante economía de escala, aprovechar la plataforma de un futuro desdoblamiento de la CV-95 en todos aquellos tramos en los que se discurra de forma paralela. La forma de efectuar la inversión se propone mediante el pago por disponibilidad, en base a una concesión y participación público privada.

Los gastos desglosados a grandes rasgos calculan 210,8 millones de euros en cuanto a la infraestructura (plataforma sobre el terreno, viaducto y túneles). En cuanto a superestructura -vía sobre balasto, electrificación, seguridad y comunicaciones- contempla 39 millones de euros. Las expropiaciones las presupuesta en 2,8 millones de euros y la construcción de las tres estaciones en 25 millones de euros. 

Demanda de viajeros

Esta propuesta contempla una estimación de viajeros que supera los 1,1 millón al año. Se ciñe a datos del Ministerio de Transporte de finales de 2019 en cuanto a viajeros de media y larga distancia y los viajeros de la línea C-1 de cercanías. El profesor Ortuño, en su exposición ha resaltado que en la medida en la que se capten a los pasajeros para este ramal, se inyectaría al resto de trayectos que mantengan una relación por lo que, explica, «vamos a aumentar la rentabilidad de la red de líneas que ya están operando. Inyectaríamos unos 700.000 pasajeros».

El área de influencia prevista no solo se ciñe a las dos ciudades más importantes de la comarca, sino que abarcaría desde Guardamar al Pilar de la Horadada, incluso al ya murciano municipio de San Pedro del Pinatar. 

En la presentación ayer de este proyecto, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, el de Torrevieja, Eduardo Dolón y el presidente de la diputación, Carlos Mazón, anunciaron que solicitarán un encuentro con el presidente de la Generalitat y el conseller de Obras Públicas para trasladarle esta propuesta. A la espera está el estudio de viabilidad del desdoblamiento de la CV-95 que el conseller de Obras Públicas anunció que se licitaría después del verano.

es_ES